¡¡Una máquina del tiempo rosa!!, rejuvenece con nosotros.

11223717_198416130493805_5248090764277154541_oTodas las marcas que aparecen el la piel con el paso de los años se deben en su mayoría a la pérdida y deterioro del colágeno, una proteína que existe naturalmente en la dermis y que se desgasta con el tiempo y necesita volver a ser activada. Para ello existen varios tipos de tratamientos que actúan en zonas particulares y uno muy novedoso que trabaja en todo el cuerpo a la vez: una cama que da una luz específica que penetra hasta la epidermis y reactiva la proteína de colágeno, logrando una mejor humectación y revitalización en la piel.

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y es un componente de la piel, ligamentos, tendones, cartílagos y huesos entre otros. Está formado por varias cadenas deaminoácidos que generan fibras que aportan flexibilidad y resistencia a los tejidos. El colágeno es producido en el cuerpo por unas células llamadas fibroblastos que de a poco comienzan a decaer y la epidermis muestra signos de cansancio, perdida de color y se vuelve irregular.camara-de-colageno-300x199

También este proceso vuelve el metabolismo lento y hace que la producción de colágeno disminuya en un 1% cada año, por ello empiezan a aparecer arrugas, líneas de expresión, y demás señales de envejecimiento provocadas por la perdida de colágeno.

De a poco comienzan a verse estas camas en los mejores spa del mundo, que prometen dejar la piel muy renovada en sesiones de pocos minutos, sin dolor, sin calor excesivo y de manera cómoda y saludable.

Las camas de activación de colágeno utilizan la luz en rangos especiales de longitud de onda (633 nm) para devolver a la piel su tersura de manera natural. La luz es absorbida por los fibroblastos, estimulando la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico,por lo cual la piel empieza un proceso natural de regeneración.

Además no supone ningún riesgo para personas con piel delicada, de hecho  la máquina desintoxica la piel, lo que favorece a este tipo de personas.

Para usarla, se hace igual que en una cama solar. Las sesiones, deben tomarse con un día por medio ya que la luz tarda hasta 48 horas en entrar en el cuerpo.

En la primera sesión sólo sentirá la piel más suave y a partir de la octava-décima ya se notan resultados muy visibles. El tratamiento está destinado a disminuir las líneas de expresión pero nunca las quita por completo.

Tipos de camas

Hay dos tipos de posición para entrar a las camas, una para tomar de pie o en posición acostada, ambas con luz roja. La diferencia entre cada una es que de pie, requiere un tiempo de acción de 15 minutos. En cambio en la cama horizontal tumbada, el tiempo del tratamiento es de 20 minutos, funciona mejor para regenerar la piel y desintoxicar el cuerpo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *