Colágeno, ¿por qué es necesario?

Comer, cocinar o hacer deporte, algunas de las actividades que las personas realizan a diario sin pensar cómo ejecutarlas. Sin embargo, lo que a priori parece sencillo requiere la presencia de una proteína determinada para llevarse a cabo: el colágeno.

 

Pero, ¿qué es? El colágeno es una proteína que representa más del 25 por ciento del total de las proteínas que forman parte del organismo de los mamíferos, lo que la convierte en la proteína más importante. Su importancia radica en que genera fibras muy resistentes y flexibles, las llamadas fibras colágenas. Éstas forman parte de numerosos tejidos en nuestro cuerpo (articulaciones, huesos, piel, músculos y tendones), y les aporta sus propiedades.

Dada su relevancia, las personas deben asegurarse de que mantienen los niveles adecuados de esta proteína en su organismo. De esta manera podrán conseguir un correcto funcionamiento de las partes que la contienen.

Aunque el cuerpo humano produce colágeno de forma natural llega un momento en el que el organismo pierde la capacidad para generar esta proteína. A partir de ese instante comenzarán los problemas, ya que las zonas que

contienen el colágeno empezarán a envejecer y las personas podrán perder la movilidad de las articulaciones o la tersura de la piel, entre otras capacidades.

Esta caída del nivel de colágeno ocurre a partir de los 30 años, por lo que las personas deben prestar atención a partir de esa edad para seguir gozando de un buen estado de salud y movilidad.

Colágeno en la dieta


En la cocina tradicional española existen multitud de recetas ricas en colágeno (elaboradas con tejidos de animales, como pieles o huesos). El problema de estos platos, principalmente caldos a base de carne o pescado, es que no se suelen incluir en una dieta equilibrada, por su alto contenido en grasa.

Además la preparación de dichos menús requiere un largo período de cocción, ya que el colágeno es una proteína difícil de asimilar, y si no se prepara para su consumo de manera adecuada, acaba siendo excretada sin ser aprovechada.

Grupos de especial atención

El consumo de esta proteína va más allá de paliar los signos de envejecimiento. De hecho, el colágeno hidrolizado, no está indicado sólo para personas de avanzada edad. Debido a su importante papel en la realización de las funciones diarias existen ciertos grupos que deben considerar tomarlo.

En el caso concreto de deportistas y atletas profesionales. Toda actividad física provoca un desgaste del tejido cartilaginoso y esto afecta, entre otros, a las articulaciones provocando a lesiones como tendinitisartrosis, condromalacias…

Gracias a las propiedades del colágeno se pueden evitar no sólo lesiones, también conseguir una rápida y correcta recuperación tras el entrenamiento.

Es por ello que las máquinas activadoras de colágeno ayudan a reactivar esta proteina tan importante dentro de nuestro cuerpo, para su correcto funcionamiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *